Fiebre de Apps

(Ver nota en Página/12)

CRECIMIENTO EXPONENCIAL DEL MERCADO DE APLICACIONES PARA TODO TIPO DE PANTALLAS

Fiebre de apps

La tecnología produce corridas similares a las que provocó el oro entre 1848 y 1855, cuando cerca de 300.000 personas llegaron a California. Hoy una corrida similar existe con los desarrollos de apps.

Por Esteban Magnani

En 2012, Rovio, la empresa creadora de Angry Birds, declaró una facturación cercana a los 200 millones de dólares, de los cuales 71 millones quedaron como ganancia neta. Casi todo el éxito se debió a su juego estrella, los Angry Birds, que le permitió colocar publicidad en cualquier tipo de pantallas, pero también hacer películas y vender merchandising. El éxito inicial fogoneó el boom global de apps gracias a los medios que difundían la novedad y al mismo tiempo la fomentaban. Sigue leyendo

Leonardo

La semana pasada murió la persona que me enseñó a escribir, Leonardo Moledo. Me reservo para la intimidad lo que significa para mí esta despedida, pero comparto acá lo que escribí para Futuro junto con otros periodistas que él formó, apoyó, criticó y avaló en el suplemento. Publico en este blog la versión completa de mi nota que, por falta de espacio, se publicó cortada aquí.
El colocador de bombitas
Por Esteban Magnani

http://www.leibstudio.com.ar/ilustracion/index.html

http://www.leibstudio.com.ar/ilustracion/index.html

En 1997 me anoté por error en el Seminario de Periodismo Científico de Ciencias de la Comunicación (UBA) donde conocí a ese personaje inclasificable llamado Leonardo Moledo. Resultaría con el tiempo uno de los errores más fructíferos que cometí, capaz de cambiar mi vida profesional y, por lo tanto, personal. Durante las clases se tomaba la primera hora y media para contarnos la historia de la ciencia con un efecto similar al que produce una fábula en niños de jardín. Nos asombraba con el relato de los hombres que, a contrapelo del mundo, armados con la razón, un espíritu inquisidor y (horror de los horrores para un estudiante de sociales) algo de matemáticas, formaron buena parte de la cosmología moderna. Sigue leyendo

La reunión

Se levanta temprano. Hay mucho por ordenar. Al dirigirse al baño se da cuenta de que no tiene la urgencia habitual por lavarse los dientes, esa que lo fuerza a un lavado ligero para disfrutar el desayuno, complementado con otro, más profundo, a posteriori. Es que hoy – sonríe para sus adentros, mientras piensa – tiene el sabor del triunfo en la boca. El día anterior logró que la Anses le elevara 38 centavos la jubilación luego de 10 años de reclamos. Por supuesto, no se trataba de reclamos espasmódicos como los de un amateur, sino sistemáticos, como los que lleva adelanta un “profesional”, como le gusta a él llamar a los contadores y solo a ellos, aunque no lo reconozca en público. Cada vez que le llega un papel calculado e impreso por una computadora, sospecha alguna falla. Nada supera al lápiz, al papel y a una mirada atenta, conocedora y sistemática. Con los $215,23 que le correspondieron como indemnización pudo comprarle a Rosita una bufanda con unos guantes haciendo juego. Estaba tan orgullosa de él: “No por el dinero, sino porque sabés hacer que las cosas funcionen como debe ser”. Sigue leyendo