Archivo de la etiqueta: Software Libre

En el mundo digital, “lo que es gratis no es malo; es diferente”

(Ver en Diario la Opinión)

El director de la Licenciatura en Medios Audiovisuales y Digitales de la UNRa, sostuvo que promocionar el uso de software libre es una manera de apostar al conocimiento local. Además, defendió la era Wikipedia: “el conocimiento erudito, es muy valioso. Pero también está el conocimiento que empuja desde abajo, que también lo es”.

Así como a veces el uso de la tecnología puede volverse dañino, detrás de buenas voluntades no puede haber otra cosa que no sea algo positivo. Al menos eso sostiene una corriente del mundo digital que confía en el aporte colaborativo para el conocimiento, una manera de asegurar el acceso gratuito al saber y garantizar el constante desarrollo de la ciencia.
Se trata de la denominada “Cultura Libre”, que desde hace años viene promocionando el uso de software gratuito, donde cada usuario tiene la posibilidad de mejorar la funcionalidad de lo que usa, compartirlo con el resto de los usuarios del planeta y, de esta manera, contribuir al desarrollo local. Es decir, una opción que se vincula no sólo a una cuestión de ahorro monetario, sino a cómo las sociedades planifican el desarrollo de su conocimiento. Sigue leyendo

Queremos tanto a Linux

Centro Cultural San Martín. Como en cientos de ciudades, en Buenos Aires se realizó este año el Festival de Instalación de Software Libre. (gentileza Flisol)

(Nota de Revista Acción)
Elegido por millones de programadores en todo el mundo, con una lógica abierta que democratiza el acceso y ofrece más seguridad, el sistema operativo creado por Linus Torvalds cumple 25 años. El valor estratégico del software libre como política de Estado.

A mediados de 1991 un joven estudiante finlandés llamado Linus Torvalds compartía a través de una flamante Internet su nuevo proyecto: «Un sistema operativo libre». Con ese humilde mensaje nació hace 25 años uno de los pilares sobre los que se apoya el mundo digital. El secreto de su gran proyección internacional fue una lógica abierta que democratiza el acceso a la tecnología, libera el conocimiento y ofrece más seguridad.
Las razones de su éxito pueden rastrearse hasta la prehistoria de la informática, cuando los programadores escribían el código capaz de hacer funcionar a las computadoras y lo mostraban a sus compañeros de la misma manera que una familia comparte recetas de cocina. Sin embargo, ya a fines de los 70 y principios de los 80, los Bill Gates, los Steve Jobs y otros comprendieron que en ese código se escondía una fuente de dinero. No se equivocaron: tomaron ese conocimiento, lo desarrollaron, lo cerraron en un paquete que impedía ver cómo estaba hecho, lo cercaron con licencias y comenzaron a cobrar permisos para su uso. Con esos ingresos construyeron imperios corporativos como Microsoft o Apple en unas pocas décadas. Sigue leyendo

La colaboración como negocio

(Artículo aparecido en el Nro 9 de Review, Revista de Libros.)

Cuando el saber se especializa, crece el volumen total de la cultura. Esta es la ilusión y el consuelo de los especialistas. ¡Lo que sabemos entre todos! ¡Oh, eso es lo que no sabe nadie!” Antonio Machado, Juan de Mairena I

trabajocolaborativo

La cita de Machado sintetiza con exquisitez un problema irresoluble para la humanidad: a medida que crece el volumen acumulado de saberes, resulta más difícil articularlos de manera útil. Así es como el conocimiento se especializa, fragmenta y desconecta: los naturalistas capaces de abarcar todo el mapa de la cultura científica con su mirada se extinguieron irreparablemente en el siglo XIX. Nada queda ya de ellos.
Sin embargo, la utopía de disponer de un saber de múltiples fuentes, coordinado y accesible para todos ha vuelto en las últimas décadas en clave digital gracias a Internet, esa suerte de memoria externa pero cada vez más propia. La posibilidad de sistematizar, compartir, reelaborar y distribuir el conocimiento de forma más democrática es una de las grandes promesas de la red de redes y parte de una utopía tecnológica que resuelve los problemas de la humanidad. Por desgracia, no todos están de acuerdo en que será tan fácil y ven en esa utopía un “solucionismo tecnológico”, tal como lo llama Evgeny Morozov. Según este investigador bielorruso, se está instalando una nueva narrativa que abreva en la lógica del policía bueno y el policía malo: “Wall Street predica la penuria y la austeridad; Silicon Valley exalta la abundancia y la innovación”. Serán los héroes de remeras monocromáticas y jeans quienes resolverán las contradicciones del capitalismo con buenas apps y bases de datos.
¿Qué pasó? El trabajo colaborativo coordinado de la sociedad comenzó a verse como una nueva fuente para revolucionar el mundo de los negocios. Como suele ocurrir, el capital logró inseminar con su propia lógica incluso aquellas alternativas que parecían en condiciones de resolver sus problemas intrínsecos. Es en esta tensión donde se construyen nuevas formas de distribución del conocimiento, pero también de despojo de bienes comunes y apropiación de rentabilidades extraordinarias con inversión reducida. Pero vayamos por partes.

(Ver PDF)

Festival de Software Libre en el Acosta

img_-qg7akaEl miércoles 7 con la cooperadora de la escuela Mariano Acosta y muchos voluntarios armamos un taller de Software Libre. A mi entender uno de los principales  desafíos para la educación en tecnología hoy en día pasa porque los chicos produzcan y no solo consuman pasivamente lo que se les ofrece. En ese sentido el software libre, el hardware libre y la cultura libre en general, son una gran oportunidad.

img_20160907_153454Durante la mañana los chicos de 6to y 7mo hicieron talleres de Huayra Motion con Iris Fernández (referente tecnológica del secundario en el Acosta), un taller de Arduino que organizó la Cooperativa Cambá (Vinieron Matías Licursi, Emilia Pavese, Alyna Ryba, Juan Bidau, Damián Mantuano y Nicoás Doallo), una charla sobre economía colaborativa de Marcela Basch de El Plan C, además de talleres de Software Libre e instalación de Huayra Primaria 2 que hicimos con María Eugenia Nuñez y Ximena García de CaféLug.

A la tarde trabajaron los chicos de 4to a 7mo grado. Se repitieron algunas actividades de la mañana y  se sumaron un taller de Robótica con Teresa Alberto y Pablo Factorovich de la Fundación Sadosky y un taller sobre uso responsable de TICs que dieron Ezequiel Passeron y Lucía Fainbom de Faro Digital. El anfitrión fue el referente tecnológico del Primario del Acosta Carlos Rodríguez.img_20160907_153314img_20160907_142033

Para quienes quieren más información sobre Huayra (Huayra Primaria se presentó en 2015). Y acá, hay un foro mantenido por la comunidad donde se pueden hacer preguntas. Lamentablemente, la continuidad de Huayra, como un sistema operativo mantenido y desarrollado por el Estado (Ministerio de Educación) está en peligro y parece difícil que sobreviva desde allí. Sin embargo, desde la comunidad de programadores, está la idea de mantenerlo y seguir desarrollándolo.

Gracias a gente como esta que pone tiempo, laburo, ganas y onda, cientos de chicos pueden ver otra cara de la tecnología y, tal vez, que los pique el bichito de querer entender cómo funcionan las cosas.

Acá las notas que hicieron en Cambá y en Faro Digital.

Acá algunas pequeñas muestras de lo que se hizo:

Sigue leyendo

La balanza virtual

Investigación sobre licencias de software
(Ver en Cash)
Las exportaciones de software superaron los 1000 millones de dólares el año pasado por servicios de programación, monto similar a las importaciones por el pago de licencias. El desafío es el desarrollo nacional del sector.

Por Esteban Magnani

Las exportaciones de software crecieron sostenidamente desde los 170 millones de dólares en 2005 hasta superar los 1000 millones en 2015, según los datos de la Cámara Empresaria del Software y Servicios Informáticos. Este desarrollo se explica por una demanda creciente en el mundo, sumado a políticas educativas y de promoción desde el Estado. Teniendo en cuenta la importante necesidad de divisas, sumado a que el software es una industria que, a grandes rasgos, tiene un alto valor agregado, genera empleo de calidad y requiere una inversión relativamente baja en infraestructura, el dato invita al optimismo. Al poner estos datos en contexto surgen alternativas para profundizar el proceso. Sigue leyendo